¿Ampliar la hipoteca para reunificar deudas?

¿Cuándo es conveniente reunificar tus deudas?

¿Te sientes ahogado a nivel financiero? Muchas personas se han sobreendeudado y ahora tienen grandes dificultades para llegar a final de mes. Han ido saliendo de situaciones complicadas pidiendo nuevos créditos y ahora se juntan con varias cuotas que se les hace muy cuesta arriba abonar cada mes. Si es tu caso, no te preocupes. Existen soluciones para aliviar tu carga económica. En las siguientes líneas te mostramos cuándo es conveniente reunificar tus deudas.

¿En qué consiste reunificar tus deudas?

Reunificar tus deudas consiste en agrupar en un solo préstamo toda la financiación pendiente de pago, es decir, todos los préstamos de cualquier tipo e hipotecas que aún no has cancelado.

La intención es pagar una sola cuota mensual inferior a la suma de todas las que asumías anteriormente. Por supuesto, para que esto sea así se tiene que alargar el plazo de amortización y al final el coste de la operación es más alto, ya que acumulas más intereses.

Esta solución la ofrecen los bancos, pero también algunas empresas llamadas mediadoras. Trabajan con productos que permiten reunificar todas las deudas de sus clientes.

Un aspecto que debes tener en cuenta a la hora de reunificar deudas es que los préstamos e hipotecas pueden ser de la misma entidad o de varias. Además, las condiciones no tienen que ser las mismas en cuanto a plazos o intereses, ya que se reunifican las deudas en todos los aspectos.

Si tienes todas tus deudas en una misma entidad, lo lógico es solicitar a este banco la reunificación, teniendo en cuenta que no en todos los casos se puede conseguir, puesto que no todas las entidades trabajan esta clase de productos.

¿Cómo unificar deudas?

En principio, el proceso para reunificar las deudas no es demasiado complicado, aunque por supuesto la entidad debe estudiar tu situación financiera. El proceso será similar al que se sigue al pedir un préstamo o una hipoteca, pero más corto.

La entidad a la que solicites la reunificación analizará las deudas que tienes contraídas y también tu situación financiera en general. El objetivo es determinar si podrás afrontar el pago de la nueva cuota.

Es cierto que la lógica indica que si más o menos eras capaz de pagar la totalidad de las cuotas que abonabas hasta ahora, pagar una mensualidad notablemente inferior no será complicado para ti. Sin embargo, el estudio debe realizarse y la entidad tendrá que determinar si la operación también le resulta rentable.

Una vez que se apruebe la reunificación, se tendrán que cancelar todas las deudas con el nuevo préstamo concedido. A partir de ese momento, pagarás una única cuota mensual, pero tu deuda final será la misma y el plazo de amortización será más largo.

¿Cuánto cuesta la reagrupación de préstamos?

Como a buen seguro imaginas, reunificar las deudas no es gratis, sino que conlleva una serie de costes que debes valorar antes de dar este importante paso. No solo los intereses de más que pagarás a lo largo del préstamo, sino también pagar la cancelación anticipada de tus préstamos.

Además, firmar una nueva hipoteca también trae consigo el pago de una serie de gastos, que dependerán de cada entidad. Los más habituales son la comisión de apertura, la tasación de la vivienda, la notaría o el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Ten en cuenta que si apuestas por una agencia mediadora, tendrás que abonar sus tarifas. Cuando este producto lo contratas con un banco, no suelen cobrar por la concesión de la reunificación, como no lo hacen cuando firmas una hipoteca o cualquier otro préstamo.

¿Cuándo resulta interesante reunificar tus deudas?

Volvemos al principio, a cuándo es interesante reunificar tus deudas. La respuesta puede ser complicada o tan sencilla como esta: cuando no puedes afrontar los pagos mensuales de todas tus cuotas.

Es así de simple, si no puedes abonar todos tus préstamos y antes de caer en impagos, es mejor que reunifiques tus deudas. Es cierto que a largo plazo más a pagar más, pero en el momento actual te servirá para salir de una situación francamente complicada.

Eso sí, debes tener en cuenta que en la mayoría de los casos es indispensable contar con una hipoteca para que la entidad financiera estudie la operación. El motivo es que va a actuar como garantía del nuevo préstamo.

Además, sería bueno que tuvieses un buen porcentaje de la hipoteca de tu vivienda pagado o que la propiedad se haya revalorizado desde que la has comprado. La razón es que ese inmueble se va a tasar y su valor será el punto de partida para conocer qué cantidad te puede conceder la entidad. Es complicado, por no decir imposible, que te ofrezca más de ese valor de tasación.

Por supuesto, elige bien la entidad para reunificar tus deudas y busca que te dé todas las garantías. Como es lógico, no aceptes nunca condiciones abusivas ni que sean difíciles de cumplir. Saber cuándo es conveniente reunificar tus deudas te ayudará a tomar esta importante decisión a nivel financiero.

En Nopal Consulting somos expertos en orientar todos aquellos que tienen un negocio y se encuentren en problemas de endeudamiento. No dudes en ponerte en contacto con nosotros y te daremos el mejor asesoramiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *