reunificación de deudas

¿Cómo funciona una reunificación de deudas?

¿Te sientes ahogado a nivel financiero? Es posible que las circunstancias de la vida te hayan llevado al sobreendeudamiento y ahora no sabes cómo salir de la situación. Te has juntado con diferentes pagos cada mes, que han ido llegando poco a poco, y no encuentras la forma de afrontarlos. También es posible que tuvieses mejores condiciones financieras, pero hayas perdido el trabajo o tengas menos ingresos por cualquier otra razón. ¿Qué puedes hacer? En las siguientes líneas, desde Nopal te mostramos cómo funciona una reunificación de deudas.

¿Qué es la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas consiste en agrupar todos tus préstamos en uno solo. La ventaja es que pagarás una sola cuota cada mes, que siempre será inferior a la suma de todas las que abonabas hasta ahora. Lo habitual es que está reducción sea considerable, algo que facilita el día a día de las personas que se encuentran muy endeudadas.

Por supuesto, esta operación no sale gratis, ya que al ampliar el plazo de amortización pagarás más intereses por todos tus préstamos. Sin embargo, se trata de una opción muy interesante tanto para las personas como para las empresas que tienen muchos préstamos diferentes.

En la reunificación se pueden incluir todo tipo de préstamos: personales, tarjetas de crédito o hipotecas. Eso sí, es vital para que se apruebe contar con una hipoteca en la mayoría de los casos.

Lo habitual es que este tipo de productos lo ofrezcan unas empresas financieras que están especializadas en la reunificación de deudas y que se llaman mediadoras. Otra opción es unificar todos tus préstamos pendientes con la entidad en la que tienes tu hipoteca o la mayoría de tus préstamos. Lo mejor es que conozcas las condiciones que te ofrecen tanto las mediadoras como tu propio banco antes de decantarte por una opción u otra.

¿Es difícil conseguir un préstamo para reunificar deudas?

En sí no es demasiado complicado conseguir reunificar tus deudas, siempre que el banco o la entidad mediadora considere que eres una persona solvente. Si confías en una mediadora, lo primero que hará será analizar los préstamos que estás pagando a fondo. Tiene que conocer las cantidades que debes, los plazos de amortización y los intereses. Además, también debe analizar tus ingresos.

Una vez que ha estudiado todo lo que acabamos de comentar, tendrá que decidir si aprueba o no la operación. En caso de que considere posible seguir adelante, comenzará a negociar con diferentes bancos las nuevas condiciones para tus préstamos.

Lo habitual es que se mantenga el plazo de la hipoteca y se consiga una renta mensual considerablemente más baja que la suma de todos tus préstamos actuales. En algunos casos será necesario ampliar ese plazo de pago para que la operación sea viable. Será la mediadora la que busque la mejor solución para todos.

Cuando se haya aprobado la operación, la entidad mediadora procederá a cancelar todos los préstamos y a unificar deudas en una sola hipoteca. Este nuevo préstamo englobará todas tus deudas pendientes y contará con un nuevo plazo de amortización, con un capital diferente y con un tipo de interés distinto.

¿Cuánto cuesta reunificar deudas?

Una vez que conoces esta opción, es normal que te preguntes cuál es el coste de reunificar tus deudas. Por supuesto, la entidad mediadora no realiza este trabajo de forma gratuita. Suele tener sus propias tarifas, que debes valorar. Si realizas la reunificación por medio de tu banco, no te cobrará ninguna tarifa por prestar sus servicios, pero sí que tendrás que asumir otros gastos.

Además, hay otros gastos que también debes tener en cuenta. Por ejemplo, algunos de los préstamos que están pendientes pueden tener una comisión de cancelación que tendrás que pagar.

También la firma del nuevo préstamo puede conllevar distintos gastos que tendrás que asumir, como la comisión de apertura, la tasación, algunos impuestos o la notaría.

Todos estos gastos es posible que también se puedan incluir dentro del nuevo préstamo, para que no tengas que realizar un desembolso económico.

Los requisitos que se suelen exigir son estos:

  • Hipoteca. Se deben incluir todos los préstamos en una nueva hipoteca.
  • Préstamos. Tienes que incluir en la unificación de deudas todos los préstamos e hipotecas que tengas contratados, no podrás dejar fuera ninguna deuda.
  • Tasación. Lo habitual es que el banco exija que la nueva hipoteca que se concede no supere el 80 % de la tasación de la vivienda. En algunos casos, se puede superar esa cifra si se cuenta con una garantía adicional.
  • Solvencia. El banco también analizará tu situación financiera. Por supuesto, es posible que en la actualidad no puedas pagar tus deudas, pero que con la unificación sí puedas hacerte cargo de la letra mensual.

La reunificación de deudas es una alternativa que ha sido vital para algunas familias o negocios. Ahora te toca a ti descubrir si es la solución que estás buscando.

Contacta con nosotros, Nopal consultoría especializada en empresas, para cualquier duda o información que necesites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *