GESTIÓN DE CRECIMIENTO

Saber gestionar una empresa en periodo de crecimiento es un reto para los empresarios, tanto desde el punto de vista económico como humano.

Un alto porcentaje de las empresas no supera el primer año, siendo cinco los años mínimos que se consideran necesarios para asegurar la supervivencia y estabilidad en el mercado. Pero, ¿qué ocurre durante estos cinco primeros años?

crecimiento

Los primeros años marcan la cultura de empresa

Los primeros años de vida de una empresa son cruciales, puesto que es durante este tiempo cuando se establece el carácter de la misma y cuando se desarrolla la cultura de empresa.

¿Necesitas ser asesorado profesionalmente para un crecimiento sostenible de tu empresa?

NOPAL consulting  planifica las estrategias más adecuadas para impulsar el proceso de crecimiento de tu negocio.

GESTIÓN DE CRECIMIENTO

Está claro que, antes de todo, debe existir un proyecto empresarial y una idea y que debe ser económicamente viable. No obstante, los nuevos modelos de negocio, basados en la coyuntura actual de conocimiento y desarrollo, así como en los conceptos asociados a la “globalización”, prestan tanta importancia a estos factores “tradicionales” además de a otros factores que a priori pueden resultar superfluos, pero que pueden marcar la diferencia entre una empresa “ordinaria” que sobrevive en el mercado o que ni siquiera sobrevive, o en una empresa “extraordinaria” que marca tendencias.

Ejemplos de estrategias de crecimiento empresarial

¿Crees que tu negocio está estancado? Es posible que durante un tiempo hayas ido consiguiendo cada vez mejores resultados, pero que últimamente se haya detenido este progreso. Puede que te preguntes qué puedes hacer para cambiar esta tendencia. Por eso, en las siguientes líneas te invitamos a descubrir algunos ejemplos de estrategias de crecimiento empresarial.

 

¿Qué ejemplos de estrategias de crecimiento empresarial pueden ayudar a tu negocio?

 

El ejemplo de la Matriz de Ansoff puede ser muy útil para descubrir nuevas herramientas de crecimiento. Sirve para tomar decisiones que lleven a esa mejora empresarial. Se puede utilizar para averiguar el camino que debe seguir la compañía en cualquier campo. Aunque es algo más complejo, se siguen estos pasos: Recopila todos los datos que necesitas, averigua tu penetración de mercado, introduce tu desarrollo de mercado, diseña tu diversificación.

Experiencia de cliente

Un estrategia de crecimiento eficaz es basar tus esfuerzos en mejorar la experiencia de tus clientes. Debe abordarse de forma integral y trabajar para optimizar todos los puntos de contacto con tus posibles compradores.

Lograrás incrementar las ventas, sumar más compras adicionales y mejorar tu reputación online. Para conseguir todos estos beneficios, debes situar a tu cliente en el centro de todas tus estrategias.

Utilizar tu base de datos

Muchas empresas pierden tiempo y dinero buscando nuevos clientes y desaprovechas todas las oportunidades que ofrece cuidar a quienes ya lo son. Por eso, una estrategia para crecer empresarialmente consiste en analizar tu base de datos para descubrir cómo pueden tus clientes volver a confiar en ti.

Nuevos mercados

Intenta introducir los productos que ya tienes en nuevos mercados. Es importante que analices muy bien la estrategia para que sea realmente eficaz. Si lo haces, las posibilidades de crecimiento serán infinitas. Piensa que es más sencillo apostar por nuevos mercados, que sacar nuevos productos.

Nuevos productos

Aunque acabamos de decir que es una opción más costosa, no deja de ser una buena estrategia empresarial. Lo mejor es que el producto no salga fuera de tu línea de negocio. La razón es que será más sencillo vender tu nuevo producto a tus clientes actuales.

Esta estrategia se conoce como crecimiento horizontal. Por supuesto, esta nueva gama de productos no solo se puede dirigir a los clientes actuales de la empresa, pero también puede servir para captar nuevos clientes.

Esta estrategia tiene muchos beneficios, principalmente que la empresa ya cuenta con sus propias infraestructuras para afrontar este crecimiento de la forma adecuada.

Diversificación

Una alternativa para que tu empresa crezca es la diversificación de productos y servicios. Es decir, intentar vender nuevos productos a nuevos. Es cierto que es una de las estrategias que más riesgos implica, sin embargo, también es de las que más oportunidades ofrece para tu negocio.

Antes de lanzar un nuevo producto tendrás que hacer un arduo trabajo, para introducirlo en el mercado también y no será menor el que supone que llegue a nuevos clientes. Por eso, no empieces este proyecto sin estar seguro de que estás preparado para terminarlo.

Crecimiento vertical

En este caso la empresa busca ser más eficaz y minimizar los costes de la compañía. Para conseguirlo, no necesita tener más productos ni llegar a nuevos mercados. Simplemente extenderá su cadena de valor. ¿Qué quiere decir? Imagina que antes ciertos materiales se los comprabas a un tercero y a partir de ahora decides fabricarlos tú mismo.

Mejorar el proceso de ventas

Un mal diseño de tu proceso de ventas te puede llevar a perder muchos clientes. También puede suceder lo contrario, que optimices dicho proceso para que sea más eficaz y que así consigas cerrar más operaciones.

Estrategias de cooperación

Tienes la opción de llevar al crecimiento por medio de forjar estrategias de cooperación con otras empresas. Es importante que analices bien estas alianzas para que favorezcan a todas las partes implicadas.

Analiza qué necesitas para seguir creciendo y cómo te lo pueden aportar otras compañías. De esta forma, lograrás crecer y harás crecer también a otros.

¿Qué más puedes hacer para crecer en tu sector?

Crecer como empresa no resulta sencillo, por eso, muchos negocios no lo intentan ya que tienen la sensación de haber alcanzado su techo. No obstante es un error, ya que siempre hay posibilidades de mejorar diferentes aspectos de tu empresa.

¿Cómo conseguirlo? Quizás hasta ahora habías intentado incrementar tus beneficios por ti solo y este sea el principal error. A la práctica totalidad de emprendedores les falta tiempo para centrase en nuevos proyectos o en mejorar aspectos de su empresa.

Sin embargo, nadie dijo que tuvieras que hacerlo solo. En el mercado encontrarás profesionales que pueden asesorarte a lo largo del proceso. Contar con su ayuda y tener en cuenta todos los ejemplos de estrategias de crecimiento empresarial será clave para conseguirlo.