¿Cuándo es excesivo el nivel de endeudamiento?

Cuando el sobreendeudamiento llega a una empresa, se puede poner en riesgo la viabilidad del negocio. Sin embargo, en muchas ocasiones se entra en un círculo vicioso del que es difícil salir. Se necesita financiación para seguir adelante, pero al final se acumulan tantas deudas que la situación se complica en gran manera. Para que no te ocurra lo que estamos comentando, desde Nopal Consulting te mostramos cuándo es excesivo el nivel de endeudamiento.

¿Qué es un nivel de endeudamiento elevado?

Conocer el ratio de endeudamiento te sirve para saber si estás recurriendo demasiado a financiación externa. Además, te resultará útil para reducir ese nivel de deuda si es necesario,

Lo primero que debes tener claro es que el ratio de endeudamiento muestra la proporción que existe entre la financiación externa y el patrimonio de la empresa. Eso sí, no aparecen las posibles inversiones que pueda tener el negocio.

Cuando el resultado que se obtiene es superior a 1, muestra que las deudas son demasiadas para los recursos de la compañía. Como es lógico, si es inferior a 1 es buena señal. La fórmula que se utiliza no puede ser más sencilla:

Ratio de endeudamiento = (Pasivo / Patrimonio Neto)

Como sabes, el pasivo engloba todas obligaciones impuestas por la financiación otorgada por un acreedor, muestra lo que la empresa debe a un tercero y debe pagar cumpliendo las cuotas que se han establecido.

¿Siempre es negativo el endeudamiento para las empresas?

Es evidente que para muchas empresas es vital endeudarse para sobrevivir. Es cierto, que tener deudas no suena bien, pero en ocasiones es positivo. Por ejemplo, es mejor opción que pedir aportación de capital, ya que puedes perder un cierto control de la compañía.

Por supuesto, la principal ventaja del endeudamiento es que te permite contar con financiación para ampliar tu negocio o para superar una situación complicada.

Sin embargo, endeudarse es peligroso si no se controla, ya que puede llevar a tu empresa a una situación de riesgo que ponga en peligro su continuidad. Por lo que estamos comentando, siempre es necesario tener presente cuál es el nivel de endeudamiento del negocio para que no sobrepase los límites recomendados.

Una deuda excesiva conlleva grandes peligros, pero como verás más adelante es una situación de la que se puede salir.

¿Cuál es el ratio de calidad de la deuda?

Este concepto es más complicado, pero es necesario saber cuál es la composición interna del ratio de endeudamiento. Para conseguirlo, debes calcular la calidad de la deuda. Así sabrás si la mayor proporción pertenece a deuda a corto plazo, también llamada pasivo corriente.

Para conocer la calidad de la deuda de la empresa se utiliza esta otra fórmula, también muy sencilla:

Calidad de la deuda = Pasivo corriente / Total pasivo X 100

¿Cuál es el mejor resultado? Como es evidente, cuanto más bajo sea mejor. Sin embargo, hay que tener claro que cada empresa debe determinar cuál es el más adecuado. Por ejemplo, hay ciertos sectores, como el de la construcción o el de la energía, que suelen trabajar con altos niveles de deuda sin ningún tipo de problema.

Sin embargo, hay otros muchos que no necesitan tanta financiación y para los que endeudarse en gran manera se convierte en una práctica muy peligrosa. Además, también es importante analizar el tipo de interés que se paga por los créditos. Siempre debe ser más bajo que la ganancia que se obtiene con la inversión.

¿Cómo salir del endeudamiento?

Llegados a este punto, seguro que tienes claro si el nivel de endeudamiento de tu negocio es excesivo o no. En el primer caso, tendrás que intentar cambiar la situación. 

Es posible que te enfrentes al reto de cómo saldar deudas sin endeudarte aún más, si es tu caso, no te preocupes, ya que tenemos unas cuantos consejos para ti:

  • Paga tus pagos pendientes. Lleva al día todos tus pagos, ya que solo acumularás más deudas si no lo haces.
  • Ten claras tus deudas. No cierres los ojos a la realidad, ten claras cuáles son tus deudas y en qué estado se encuentran en todo momento. Incluye los gastos fijos, como los de alquiler o suministros.
  • Crea una estrategia realista. Elabora una estrategia realista para saldar tus deudas. Por ejemplo, empezar a quitar las más pequeñas o las que te quede un plazo menor para su cancelación.
  • Limita el uso de tarjetas de crédito. Si eres una empresa pequeña o incluso un autónomo, no tiendas a conseguir financiación por medio de las tarjetas de crédito, ya que sus intereses son mucho más elevados.
  • Remanente para emergencias. Intenta contar con un fondo para emergencias, evitarás tener que solicitar nuevos préstamos.
  • No solicites más préstamos. Una vez que tienes claro que estás sobreendeudado, es el momento de parar. No solicites nuevos créditos.
  • Asesoramiento experto. Contar con la ayuda de un profesional experto en el sobreendeudamiento puede ser la solución que necesitas. Su trabajo te permitirá salir de la situación.

Ahora no solo sabes cuándo es excesivo el nivel de endeudamiento, sino también cómo mejorar tu estado financiero.

En Nopal Consulting somos expertos en orientar todos aquellos que tienen un negocio, antes de emprenderlo y una vez lo tienen en marcha. No dudes en ponerte en contacto con nosotros y te daremos el mejor asesoramiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *