Características de las hipotecas multidivisa y principales riesgos

Cuando se quiere comprar una propiedad en el extranjero, una de las cosas más difíciles de considerar es la forma de financiar tu inversión para sacar el máximo provecho a tu dinero. Una opción que a menudo se pasa por alto son las hipotecas en divisas y multidivisas porque, aunque pueden parecer un poco complicadas, son en realidad un gran vehículo para financiar una inversión en el extranjero.

¿Qué es una hipoteca multidivisa?

Una hipoteca multidivisa es un préstamo en una moneda distinta a la local.

Con ella tienes la opción de dividir tus préstamos hipotecarios en más de una divisa o incluso cambiar de divisa.

Por ejemplo, si vives en España y contratas una hipoteca multidivisa sobre una propiedad en Australia, su hipoteca puede ser en parte en euros y en parte en dólares australianos

En el caso de una hipoteca multidivisa, puedes dividir tus préstamos hipotecarios en más de una divisa o incluso cambiar de divisa.

También puedes pedir un préstamo en una tercera divisa, como el dólar estadounidense, pero por lo general los bancos exigirán que las divisas elegidas reflejen la moneda en la que recibe sus ingresos o la moneda en la que se compra la propiedad.

¿Cuáles son las ventajas de una hipoteca en moneda extranjera y multidivisa?

Las hipotecas multidivisas le permiten pedir dinero prestado a un tipo de interés aplicable a la moneda extranjera.

Por ejemplo, si pide un préstamo en euros en la actualidad, el tipo de interés de su hipoteca podría ser tan bajo como el 3,5%, mientras que en una hipoteca variable en dólares australianos en la actualidad puede tener un tipo de interés de hasta el 7%.

Esto hace que pedir un préstamo en otras monedas sea una opción atractiva, incluso si está comprando una propiedad en Australia.

Otra de las características ventajosas de una hipoteca multidivisa es que puede cambiar de divisa a lo largo de la hipoteca, reduciendo así la cantidad prestada.

Así, si una moneda se fortalece frente a otra, al cambiar la moneda del préstamo también cambiará la cantidad prestada en la conversión de moneda.

Las fluctuaciones de los tipos de cambio pueden hacern que 50.000€ en un determinado momento valgan más al cambio. Al cambiar de moneda, puedes reducir el valor de tu hipoteca considerablemente.

¿Cuáles son los principales riesgo de una hipoteca multidivisa?

El mayor riesgo de una hipoteca en divisas es la misma que sus beneficios, los riesgos de cambio.

Los movimientos de las divisas pueden ocurrir rápidamente y de forma bastante inesperada, lo que puede tener un gran impacto en sus préstamos si no van a tu favor.

Por lo general, las hipotecas multidivisas te permiten cambiar de divisa a lo largo de la hipoteca, pero es probable que haya límites en cuanto a la rapidez y la frecuencia con la que puedes cambiar de divisa. Lo que significa que puede tener que esperar varios meses después de una fluctuación de cambio desfavorable antes de poder mitigar el daño.

En algunas circunstancias, sobre todo si la relación préstamo-valor aumenta demasiado como consecuencia de un cambio de moneda extranjera, el prestamista también puede convertir automáticamente el préstamo a otra moneda.

Esto cambiará tanto el tipo de interés del préstamo como la cantidad que te han prestado.

Para tratar de evitar que esto ocurra, es fundamental que gestiones activamente tu hipoteca en moneda extranjera, o que contrate a un profesional que entienda los mercados de divisas para que la gestiones por tu cuenta.

Del mismo modo, si los tipos de interés aumentan en la divisa en la que has pedido el préstamo, también aumentarán tus cuotas. Dependiendo de las condiciones de tu préstamo, es posible que no tengas la flexibilidad de cambiar de moneda (y de tipos de interés) rápidamente.

Por lo general, una hipoteca en moneda extranjera también puede requerir un depósito más alto que el de una hipoteca en una sola moneda.

Este depósito puede ser de al menos el 30% del valor de la propiedad, pero los criterios de préstamo variarán en función del banco. Algunas instituciones crediticias también pueden exigir que se mantengan fondos adicionales en la cuenta para cubrir los futuros pagos de la hipoteca o los costes de cierre de la misma para asegurarse de que cubren cualquier riesgo adicional percibido.

Otro aspecto a tener en cuenta son las consecuencias fiscales de sus decisiones de inversión y financiación.

Éstas variarán considerablemente en función de sus circunstancias personales, del país en el que viva, gane y compre una propiedad y del tipo de hipoteca que contrate. Se recomienda encarecidamente que busque el asesoramiento de alguien que esté familiarizado con las inversiones internacionales antes de finalizar sus acuerdos de financiación.

¿Dónde puedo conseguir una hipoteca multidivisa?

Muchos bancos internacionales ofrecen hipotecas multidivisas.  La mayoría ofrece préstamos en las principales monedas estables, como el dólar estadounidense o el euro.

Trasládanos cualquier duda que tengas. En Nopal te atendemos encantados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba